Nuestra Historia

El Fondo Vecino/The Neighbor Fund es una organización 501(c)3  sin fines de lucro que le brinda apoyo a las comunidades inmigrantes en los condados de Windham y Tolland, proveyendo ayuda financiera directa  a individuos que han sido detenidos y que enfrentan la deportación.

El Fondo trabaja como asociación/una red colaborativa (?), conectando y aprovechando los  líderes y recursos mayormente de las comunidades de Mansfield y Willimantic. Creado en febrero de 2017, las primeras donaciones que recibió el Fondo, surgieron de una reunión comunitaria bilingüe organizada por Alcanzando el Mismo Sueño/Embracing the Same Dream y por miembros de la comunidad de fe Sagrado Corazón.

El Fondo es ahora una coalición creciente que se expresa en solidaridad con todos nuestros vecinos-- sin importar su estatus migratorio-- y que es dirigida y apoyada por representantes de Alcanzando el Mismo Sueño/Embracing the Same Dream, por la Coalición para Derechos de Inmigrantes de Windham (WIRC), CT Students for a Dream, Grow Windham y por varias alianzas progresivas informales en ambos condados.

El Fondo Vecino comenzó a tomar forma en la primavera de 2017, inicialmente como una sospecha de recursos que podrían hacer falta. Sin embargo en marzo, la necesidad se hizo evidente cuando en las cercanías del Frog Bridge en Willimantic, agentes de Inmigración (ICE) vestidos de civil, se llevaron/recogieron a tres hombres que iban camino a trabajar. Los tres fueron detenidos en la cárcel del condado de Suffolk (Suffolk County Jail), cerca de Boston, MA-- lejos de sus familias y con su vida y libertad en la balanza. Uno de los hombres eligió deportación inmediata, en vez de esperar lo que él sentía que iba a ser un proceso injusto y largo. El primero de mayo, luego de dos meses en detención, los otros dos hombres tuvieron vistas iniciales en la Corte Federal de Boston. A uno de estos hombres se le otorgó la oportunidad de fianza y el Fondo Vecino pudo juntar recursos para sacarlo de detención. Aún se enfrentan con exageradas tarifas legales, pero al menos ahora puede solicitar asilo.

La mayoría de los fondos que recaudamos, ayudan directamente a nuestros vecinos inmigrantes que se están enfrentando a amenazas de detención y deportación debido a su estatus. No tenemos empleados a sueldo y por lo tanto los gastos administrativos son mínimos.